Estación Fantasma de Chamberí

Madrid

En el año 1965 Metro de Madrid decidió clausurar la estación de Chamberí y quedó olvidada por los madrileños durante 40 años, en que se conocería como la Estación Fantasma de Chamberí. En 2008 la compañía del Metro rescató esta estación, abriéndola al público como Museo.

Desde que cerraron la Estación de Chamberí y cegaron sus accesos, hasta que la reabrieron, transcurrieron cerca de 40 años. ¡ Muchísimo tiempo ! Tanto tiempo que, para muchos, cayó en el olvido.

Pero, antes de comenzar la visita a la Estación Fantasma de Chamberí, vamos a aprovechar para conocer la historia del ferrocarril metropolitano de Madrid.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Antecedentes del Metro de Madrid (13)
Antecedentes del Metro de Madrid (13)

 

 

INTRODUCCIÓN

El transporte en el Siglo XIX

Una de las consecuencias de la Revolución Industrial fue la concentración del trabajo en grandes fábricas, en detrimento de los trabajos domésticos. Vimos un ejemplo de lo que esto supuso en la fabricación de telas, al hablar de la Fábrica de Lana de Arseguel.

Esta concentración del trabajo hizo aumentar mucho el tamaño de las ciudades, debido a la inmigración, convirtiendo sus calles en un infierno de personas, carruajes, animales de tiro y suciedad.

En el año 1840 en Londres comenzaron a funcionar los tranvías tirados por caballos, que permitían llevar en un único vagón a unas 50 personas. El usar vehículos sobre raíles suponía gastar mucha menos energía en moverlo, por la disminución del rozamiento sobre una superficie lisa.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Primer tranvía de pasajeros (1)
Primer tranvía de pasajeros (1)

 

En 1890 empezaron a funcionar los tranvías eléctricos, que recibían alimentación a través de un cable aéreo, que se llamaba trole , que, por cierto, fue un invento del mismísimo señor Siemens.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Primer vehículo con trole del mundo (2)
Primer vehículo con trole del mundo (2)

 

El desarrollo del metropolitano

Se considera a Charles Pearson, político inglés del Siglo XIX, como el impulsor del proyecto del primer metro del mundo: el de Londres. En 1846 propuso la creación de una estación central de ferrocarril metropolitano, a la que llegarían los trenes a través de vías férreas subterráneas.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Charles Pearson, impulsor del primer metro (3)
Charles Pearson, impulsor del primer metro (3)

 

El 10 de enero de 1863, mientras en España los políticos no paraban de pelearse entre sí y los territorios de ultramar se sublevaban, en Londres se inauguraba la primera línea de metro de la historia, que unía las estaciones de Paddington y Farringdon.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Primer metro del mundo en Londres (6)
Primer metro del mundo en Londres (6)

 

Cinco años más tarde se inauguraba el segundo ferrocarril metropolitano, el de Nueva York, aunque sus líneas estarían elevadas, en lugar de bajo tierra. El segundo metro subterráneo construido sería el de Budapest, en 1896, al que siguieron Glasgow, Berlín, Atenas, París, Buenos Aires, …. hasta un total de 13 ciudades.

 

 

En Madrid, gracias principalmente a emprendedores y capital extranjeros, se crearon multitud de líneas de tranvías, que conectaban los barrios periféricos con el centro, de tal manera que, a comienzos del Siglo XX, funcionaban 11 compañías de tranvías, unos movidas por electricidad y otros por vapor, que transportaban a 5 millones de pasajeros al año.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Tranvías en la Puerta del Sol
Tranvías en la Puerta del Sol

 

 

La Compañía Metropolitana Alfonso XIII

El éxito de los nuevos sistemas de transporte en estas ciudades hizo que los ingenieros Miguel Otamendi, Carlos Mendoza y Antonio González Echarte presentaran el 23 de mayo de 1914 un proyecto de metro para Madrid, consistente en 4 líneas, quedando la Estación de Sol como intercambiador de viajeros. La compañía Ferrocarril Central Metropolitano de Madrid estuvo a punto de irse al traste, ya que los burócratas de la época les exigieron inicialmente como fianza el 1% del presupuesto de la obra (200.000 pesetas de la época), para iniciar el expediente. Afortunadamente, consiguieron mover hilos para evitarlo y que el proyecto fuera aprobado.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Antonio González Echarte, Carlos Mendoza y Miguel Otamendi
Antonio González Echarte, Carlos Mendoza y Miguel Otamendi

 

Como siempre en la historia de España, cada vez que alguien intenta generar prosperidad, aparecen muchas presiones para evitar que esto ocurra, a menos que puedan «sacar tajada«. En este caso fue el mismísimo Ayuntamiento de Madrid quien trató de paralizar las obras, salvo que le pagaran un canon por uso del subsuelo. Sin embargo, dado que el proyecto estaba validado por el Ministerio de Fomento (la licencia se presentó como de «Ferrocarril secundario»), finalmente fueron autorizadas las obras.

 

Aunque el Banco de Vizcaya (antecesor del actual BBVA) aportó 4 millones de pesetas, no era suficiente y tuvo que ser el mismo Rey Alfonso XIII quien pusiera 1 millón de su bolsillo, para animar a otros inversores a unirse al proyecto, requisito del Banco de Vizcaya.

 

Estación Fantasma de Chamberí - La empresa pasó a llamarse Metropolitano Alfonso XIII
La empresa pasó a llamarse Metropolitano Alfonso XIII

 

En enero de 1917 echaba a andar la Compañía Metropolitano Alfonso XIII y ese mismo año comenzarían las obras en la capital. La primera línea que se construiría sería el tramo Cuatro CaminosSol, de la Línea 1, sobre un total de cuatro previstas.

El tramo entre las estaciones de Sol y Bilbao se tuvo que construir bajo tierra y así evitar las conducciones de agua. Para ello se abrieron siete pozos de acceso, para luego efectuar la entibación y el avance de galerías, como ya vimos en la visita a la Mina de Ríos Rosas.

 

 

Los trenes se moverían con electricidad, mediante pantógrafo. El sistema de control de trenes, para evitar posibles choques, lo haría la oficina técnica de J. Moro.

El ancho de vía se decidió expresamente que fuera de 1,445 metros, el mismo tamaño que el de los tranvías, que era 1 cm más ancho que el ancho de vía europeo (1,435 metros) , en lugar del ancho de vía ibérico (1,674 metros), que era el que se había decidido para los ferrocarriles españoles.

Por aquel entonces, en España no estaba unificado el sentido de conducción. En Barcelona se conducía por la derecha, pero en Madrid por la izquierda, por lo que se decidió que el Metro de Madrid circularía por la izquierda.

 

Estación Fantasma de Chamberí - El Metro de Madrid circulaba por la izquierda, como los coches
El Metro de Madrid circulaba por la izquierda, como los coches

 

Los trenes (denominados «Cuatro Caminos«) fueron fabricados en Zaragoza, por Carde y Escoriaza y estuvieron en servicio en el Metro de Madrid ¡ hasta 1988 ! Constaba cada tren de cinco coches, con capacidad para 250 personas, y, aunque podían viajar a 55 Km/h, los trenes no sobrepasaban los 25 Km/h. Otamendi decidió también que los coches tendrían que tener cabina de maquinista en ambos extremos, para evitar que el tren tuviera que darse la vuelta.

 

 

 

Para ubicar los talleres y cocheras de los trenes, Otamendi compró una nave en la zona de Cuatro Caminos, las conocidas Cocheras de Cuatro Caminos.

 

 

El arquitecto encargado del diseño de las estaciones fue Antonio Palacios, que había construido junto con Joaquín Otamendi (hermano de Miguel) el Palacio de Comunicaciones, el Hospital de Maudes, el Círculo de Bellas Artes, o la sede del actual Instituto Cervantes.

Estación Fantasma de Chamberí - Ayuntamiento de Madrid (8)
Ayuntamiento de Madrid (8)

 

 

A pesar de que los madrileños dudaban del éxito de esta empresa, el 17 de octubre de 1919, el Rey inauguraba la primera línea de metro de España (Línea 1), que discurría entre el barrio de Cuatro Caminos (en las afueras) y la Puerta del Sol, con paradas en Ríos Rosas, Iglesia, Chamberí, Glorieta de Bilbao, Hospicio y Red de San Luis.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Inauguración del Metro de Madrid por Alfonso XIII
Inauguración del Metro de Madrid por Alfonso XIII

 

Tras la bendición del Obispo de Madrid, D. Prudencio Melo, echó a andar el primer metro de la historia de España, conducido por el ingeniero Zapata. En total, eran 3,48Km de longitud, que se recorrían en 10 minutos. El mismo trayecto en tranvía duraba, por aquel entonces, más de media hora.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Plano de metro de 1926, con las sucesivas ampliaciones.
Plano de metro de 1926, con las sucesivas ampliaciones.

 

Unos días más tarde, el 31 de octubre de 1919 se abría al público el Metro de Madrid, costando el billete sencillo 15 céntimos. Ese primer día utilizaron el metro 56.000 personas, lo cual es sorprendente, ya que la población estimada de Madrid era de 600.000 h.

 

 

La Estación Fantasma de Chamberí

La línea de metro entre Cuatro Caminos y Sol discurría por debajo de las calles, a una profundidad de entre 12 y 20 metros. En el tramo de Bilbao a Cuatro Caminos, al ser las calles anchas, se pudo construir a cielo abierto.

 

 

La distancia media entre estación y estación era de unos 500 metros. En el caso de Chamberí, aunque la distancia a la estación de Bilbao era de 520 metros, la distancia a la de Martínez Campos (rebautizada antes de la inauguración como Iglesia) era de tan sólo 275 metros.

En los años 60, debido a que el número de pasajeros no paraba de crecer, fue necesario poner más vagones en la Línea 1 de Metro y ampliar los andenes, de los 60 metros iniciales, a 90 metros. La estación de Chamberí quedaría entonces a poco más de 200 metros de la de Iglesia y unos 300 de Bilbao.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Tren tipo "Ventas"
Tren tipo «Ventas»

 

Además, las estaciones tenían que ser llanas y tener otros 25 metros extras, para que los trenes pudieran arrancar. Como desde Chamberí a Bilbao hay cuesta, ampliar la estación de Chamberí hubiera supuesto tener que excavar toda la línea para allanarla. Por todo ello, el Ministerio de Obras Públicas decidió clausurarla el 22 de mayo de 1966.

Afortunadamente, sólo se quitó el acceso desde la calle y no se realizó ningún desmontaje de materiales.

Desde entonces, caería en el olvido. Recuerdo que los mayores nos contaban que «entre las estaciones de Bilbao y Iglesia había hace años una estación más». Incluso algunos amigos, o compañeros de colegio, afirmaban que se podía ver una estación fantasma, si te fijabas mucho.

Aunque algunos mendigos durmieran ahí e incluso hicieran hogueras, los que verdaderamente destrozaron la estación fueron los grafiteros, que se arriesgaban a llegar a la estación fantasma de Chamberí (quizá saltando desde el enganche de vagones), para llenar las paredes de firmas y dibujos.

En 1998, Fernando Trueba rodó en la estación fantasma de Chamberí unas escenas de la película Barrio. Puedes echar un vistazo a estas escenas, para hacerte una idea de cómo estaba la estación antes de convertirse en museo.

 

 

En el año 2003 se decide analizar su estado y Metro de Madrid encarga al Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid el análisis histórico de la estación de Chamberí, con la intención de rehabilitarlo.

Las obras comenzarían en 2006 y finalizarían 2 años más tarde. El 25 de marzo de 2008 se inauguraba el Museo del Metro «Andén 0», formado por la Estación Fantasma de Chamberí y la Nave de Motores, de la que ya hablamos en este blog.

 

¿ CÓMO LLEGAR ?

Pues ya que se trata del Museo del Metro, lo mejor es que utilices este medio de transporte. Vete en la Línea 1 y haz el recorrido entre Bilbao y Iglesia (o viceversa), para que puedas ver la estación fantasma de Chamberí desde el metro. Si vas de Bilbao a Iglesia, la estación estará a tu derecha.

.

.

 

LA VISITA A LA ESTACIÓN FANTASMA DE CHAMBERÍ

En el siguiente plano puedes ver la situación del andén de la antigua estación de Chamberí, así como el acceso al centro de interpretación (antigua entrada al metro).

 

Estación Fantasma de Chamberí - Andén y acceso a la estación de Chamberí (12)
Andén y acceso a la estación de Chamberí (12)

 

Todas las estaciones de la primera línea de metro tenían la misma estructura:

  • Una única entrada exterior
  • Un vestíbulo
  • Zona de taquillas
  • Un pasillo, que cruzaba por encima de la vía
  • Dos accesos desde el pasillo a cada uno de los andenes (entrada y salida de viajeros)

 

El exterior

El acceso al Museo Metro de Madrid está situado en la misma Plaza de Chamberí, donde se ubicaba la antigua entrada a la estación de Chamberí.

En el lugar hay construido un templete, que da acceso, a través de escaleras y ascensor, al vestíbulo del actual centro de interpretación.

 

Aunque no tenga nada que ver con el museo actual, en la acera de enfrente de la calle Luchana puedes ver la salida de emergencia de la antigua estación. Por el logotipo, está claro que se construyó con posterioridad.

 

 

La entrada

En las antiguas escaleras de acceso se ha habilitado una salita multimedia, donde se visualiza de forma ininterrumpida un documental sobre la historia del metro.

 

Taquillas

Las taquillas de la estación se conservan tal cual estaban en los años 60, que no corresponde del todo a su estado original. Cuando se cierra la estación había una taquilla y dos puertas de revisión de billetes, para el acceso. Sin embargo, en 1919, los puestos de revisor estaban en el acceso al andén.

 

 

El motivo de que la revisión estuviera abajo, es que el billete costaba diferente según el trayecto (trozo del recorrido) y el revisor del andén controlaba que los que fueran a salir en cada estación hubieran pagado correctamente. Era por tanto revisión de salida.

 

Estación Fantasma de Chamberí - Puesto de revisor en las salidas de andenes
Puesto de revisor en las salidas de andenes

 

Cuando se instaura, años más tarde, el billete único, la revisión se traslada arriba y se colocan cabinas de revisor (hoy en día realizado por los tornos automáticos).

 

 

Otra de las curiosidades de la Estación Fantasma de Chamberí son algunos avisos originales, como los precios por «trozos» de cada línea, o incluso una rebaja de tarifas durante el verano.

 

 

Pasillo

Palacios decidió utilizar en todas las estaciones cerámica de color blanco para paredes y techos. Dado que la iluminación de las bombillas de entonces era muy tenue, Palacios creía que debía utilizar el color blanco, que es el que más refleja la luz, para evitar sensación de agobio entre los pasajeros, al caminar por la estación.

 

 

Los carteles con las estaciones y dirección de las vías estaban pintados el fresco sobre la pared. Cuando una línea se ampliaba y era necesario modificar el cartel, se levantaban los azulejos y se dibujaba el nombre de la nueva estación.

 

 

Tras las taquillas, en todas las estaciones había un pasillo que cruzaba por encima de las vías y del que salían dos accesos, para la entrada y la salida de pasajeros.

 

 

 

Andén

Sólo es posible visitar en la Estación Fantasma de Chamberí uno de los dos andenes, el que iba en dirección Cuatro Caminos.

La estación de Chamberí tenía una curva pronunciada, para adaptarse a la intersección de las calles Luchana y Santa Engracia.

También podemos ver en las siguientes imágenes, que, a diferencia de las estaciones actuales, todo el (intradós) techo de los andenes estaba recubierto con cerámica blanca, para dar mayor sensación de amplitud.

 

 

Cuando comenzaron las obras de restauración, se descubrió que los carteles publicitarios se habían ido pegando unos encima de otros, en lugar de despegar los antiguos, dejando casi 10 cm de carteles. Esto ha permitido rescatar los anuncios originales de la estación.

 

 

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Horario

El horario de la Estación Fantasma de Chamberí es el siguiente:

  • Viernes de 11:00 a 13:00 y de 17:00 a 19:00
  • Sábados y domingos de 10:00 a 14:00

 

 

Duración

En poco más de media hora te da tiempo de sobra a ver la estación fantasma de Chamberí por tu cuenta. Es muy recomendable realizar la visita guiada, que tienen lugar a cada hora en punto.

 

Precio

Gratis total.

 

¡ QUIERO SABER MÁS !

Si quieres saber más sobre la Estación Fantasma de Chamberí, te recomiendo lo siguiente:

  1. Consulta la página web del Museo del Metro «Andén 0«, para ver la información más actual.
  2. Sigue a Metro de Madrid en Facebook y en Twitter, donde publican mucha info interesante.
  3. Metro de Madrid editó un folleto de 20 páginas para celebrar sus 90 años de historia.
  4. Tienes en YouTube subida una visita guiada a la estación fantasma de Chamberí de Tutoriales Aitorrio.
  5. En la red hay varios documentos con la historia del metro, como éste, del que he obtenido mucha información.
  6. Por último, hay muchos blogs de viajes en las que se visita la estación de Chamberí, como el de Aliapiedi, ViajerosBlog, o LegaTraveler.

 

 

IMÁGENES

Todas las fotografías han sido tomadas por el autor de este blog, excepto las siguientes:

  • (1) – «Horsetrain 1870» by Unknown – from [1]. Licensed under Public Domain via Commons –
  • (2) – «Elektromote1882» de Desconocido or Siemens – . Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons – https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Elektromote1882.jpg#/media/File:Elektromote1882.jpg
  • (3) – «Charles Pearson» by Unknown – City of London/Transport for London; copied from Christian Wolmar’s book The Subterranean Railway. Licensed under Public Domain via Commons –
  • (4) – «Mfavground» by Unknown – http://www.budapestkepek.com/pin/49ad23d1ec9fa4bd8d77d02681df5cfa. Licensed under Public Domain via Commons –
  • (5) – «L Train over Jack-Knife Bridge, Chicago (front)» by Gerson Bros., Chicago – Gerson Bros., Chicago. Licensed under Public Domain via Commons –
  • (6) – «GWR broad gauge Metropolitan Class» by Samuel J. Hodson (Jackson, Alan (1986) London’s Metropolitan Railway, David & Charles ISBN: 0-7153-8839-8. )Hodson, Samuel John, born 1831 – died 1908 V&A Collections accessed 20 May 2012 – File:Baker Street Station Chromolithograph.jpg, cropped. Licensed under Public Domain via Commons
  • (7) – Plano de metro histórico 1926 – Metro de Madrid.
  • (8) – «Fachada desde Plaza-Palacio de Comunicaciones» de Tamorlan – Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY 3.0 vía Wikimedia Commons(9) – «Hospital de Maudes (Madrid) 02» de Luis García. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons
    (10) – «Círculo de Bellas Artes (Madrid) 06» de Luis García. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons
    (11) – «Banco Español del Río de la Plata (Madrid) 05» de Luis García. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons
  • (12) – Imagen obtenida de Google Maps.
  • (13) – Imagen del folleto «Metros ligeros en Madrid» distribuido por Metro de Madrid.
  • (14) – Todas las fotos antiguas del metro corresponden a la exposición que, con motivo del 95 aniversario de Metro de Madrid, se organizó en la Estación de Chamberí

 

Estación Fantasma de Chamberí - Vestíbulo decorado para la Exposición 95 años del Metro
Vestíbulo decorado para la Exposición 95 años del Metro

 


(c) – Guía del Turista Friki – Miguel del Pino – 2017

Déjanos algún comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: