Búnker de El Capricho

Madrid

Dentro del espectacular Parque de El Capricho de Madrid, estableció el General Miaja su cuartel general y ordenó construir un búnker para proteger a su estado mayor ante ataques de la aviación nacional. Recientemente, este búnker de El Capricho se ha reabierto al público y se puede visitar en grupos reducidos.

EL PARQUE DE EL CAPRICHO

María Josefa Pimentel Téllez-Girón (1750-1834), Duquesa de Benavente, pero más conocida por el título de Duquesa (consorte) de Osuna, fue una aristócrata culta, inquieta, mecenas de pintores y escritores y que participó en el desarrollo de España, a través de las sociedades  económicas. Uno de los artistas que más frecuentaba sus tertulias y palacio era Francisco de Goya.

 

Búnker de El Capricho - María Josefa Pimentel, "La Duquesa de Benavente", pintada por Goya, antes de casarse con el Duque de Osuna (2).
María Josefa Pimentel, “La Duquesa de Benavente”, pintada por Goya, antes de casarse con el Duque de Osuna (2).

 

 

En 1787 encarga la construcción del palacio y jardines de El Capricho, a semejanza del Petit Trianon francés. Los diseñadores elegidos fueron franceses e italianos y tenían en su contrato el requisito de tener que abandonar España una vez finalizada la obra (debía de haber mucha aristócrata copiota por la época).

Sin embargo, María Josefa no pudo ver terminada su obra, que finalizaría 5 años después de su muerte.

 

Búnker de El Capricho - Plano del Parque de El Capricho.
Plano del Parque de El Capricho.

 

En 1920 el Parque de El Capricho fue adquirido por la familia Bauer, representantes de los banqueros Rothschild en España. Tras la Guerra Civil, la propiedad del parque fue pasando por distintas manos, desde una inmobiliaria, a un banco, pasando por un industrial, o un inversor mejicano. Parece ser que este último lo vende al Ayuntamiento de Madrid en 1974, que comenzaría su restauración 12 años más tarde.

 

 

EL BÚNKER DE EL CAPRICHO

Construcción

En el año 1936 las tropas nacionales se encontraban a las puertas de la capital. Algunas bombas cayeron en la ciudad, cerca de la sede del Ministerio de Hacienda, en la c/ Alcalá nº3, donde tenía su cuartel el General José Miaja, responsable de la Junta de Defensa de Madrid. El General Miaja, decidió alejase del frente, eligiendo el Parque de El Capricho como nueva ubicación de su cuartel. Esta posición, conocida como Posición Jaca, estaba lejos del frente y cerca del aeródromo de Barajas, por dónde podrían huir si hubieran sido atacados.

 

Búnker de El Capricho - El General Miaja en su despacho (3).
El General Miaja en su despacho (3).

 

El General Miaja y su equipo se instalarían en el Palacio de la Duquesa de Osuna y, para protegerse ante bombardeos, se ordenó construir un búnker con capacidad para 200 personas en sus inmediaciones.

Las obras comenzaron en mayo de 1937  y estarían finalizadas en julio de 1937. La construcción se le encargó a ingenieros de la Marina, posiblemente para mantener el secretismo incluso entre las propias tropas (de hecho, esta obra no existía en ningún papel).

 

Búnker de El Capricho - Para mantener el secreto del búnker, la construcción se le encargó a la Marina y ningún documento de la época hacía referencia a la finalidad de la construcción (1).
Para mantener el secreto del búnker, la construcción se le encargó a la Marina y ningún documento de la época hacía referencia a la finalidad de la construcción (1).

 

El búnker de El Capricho está excavado en el lateral del palacio, tiene una profundidad de 15 metros, el pasillo central tiene unos 30 metros de longitud y 2 metros de ancho. De la galería central salen 7 estancias y se comunicaba con el exterior mediante 4 salidas (3 en los extremos de la galería), más una galería de escape que desembocaba en la calle.

 

 

Búnker de El Capricho - Plano del búnker, con las distintas estancias y vías de evacuación (7).
Plano del búnker, con las distintas estancias y vías de evacuación (7).

 

Contaba con varios respiraderos y ventilación forzada mediante motores. Todas las puertas interiores y exteriores del búnker son estancas, para evitar la propagación de gases tóxicos (el recuerdo de la IGM estaba muy cercano).

El búnker jamás fue utilizado por la Junta de Defensa. La única acción bélica que hubo en el Parque de El Capricho fueron los combates entre comunistas y casadistas de marzo de 1939.

 

Búnker de El Capricho - El único combate ocurrido en el Parque de El Capricho fue la toma y posterior retirada de los partidarios comunistas durante el Golpe de Estado de Casado (5).
El único combate ocurrido en el Parque de El Capricho fue la toma y posterior retirada de los partidarios comunistas durante el Golpe de Estado de Casado (5).

 

Aunque las construcciones defensivas bunkerizadas son muy frecuentes en la primera mitad del Siglo XX, lo que lo hace especial a éste es que estaba destinado a albergar el Estado Mayor, en caso de ataque. Las únicas construcciones similares serían el Cabinet War Room, de Churchill, o el Búnker de Hitler en Berlín.

 

Búnker de El Capricho - Entrada al Búnker del Führer en Berlín (4).
Entrada al Búnker del Führer en Berlín (4).

 

También hay que mencionar que, aunque técnicamente sea un búnker, ya que protege a sus ocupantes de bombardeos enemigos, no se parece en nada a otras constucciones bunkerizadas que hemos visto en este blog, como el Blockhaus-13, o la Línea P.

Abandono

Tras la Guerra Civil, tanto el parque, como el búnker cayeron en el olvido. Las puertas del búnker se cerraron y el agua cubrió todo el suelo del búnker.

A partir de los años 60, la inmobiliaria propietaria decidió rentabilizar su inversión, permitiendo el uso del parque y del búnker como escenario cinematográfico. Ahí se rodaron películas como:

  • Un Rayo de Luz (Luis de Lucía, 1960), con Marisol.
  • Doctor Zhivago (David Lean, 1965), rodada en España. El Parque de El Capricho aparece en el funeral del hermano.
  • Comando al Infierno (José Luis Merino, 1969), con Rafaella Carrá como protagonista. En ella se pueden ver en varias escenas la entrada al búnker y las chimeneas de ventilación.
  • Los Asesinatos de la Calle Morgue, (Gordon Hessler, 1971), filmado en El Capricho.
  • Shaft en África (John Guillermin, 1973). Película de bombas y tiros, rodada en el búnker.
  • El Gran Amor del Conde Drácula (Javier Aguirre, 1973). Película española de terror, serie B, filmada enteramente en El Capricho, y en el búnker en particular. Es la que más “huella” ha dejado en el búnker, ya que los cineastas decidieron pintar de negro varias paredes y decorar las habitaciones.

 

Búnker de El Capricho - Para rodar "El Gran Amor del Conde Drácula", pintaron gran parte del búnker de negro (6).
Para rodar “El Gran Amor del Conde Drácula”, pintaron gran parte del búnker de negro (6).

 

Como curiosidad, anteriormente ya se había rodado una película muda, La Condesa María (Benito Perojo, 1927)

 

Rehabilitación

A partir del año 2012, gracias a la iniciativa de diversas asociaciones y partidos políticos, se rehabilitó el búnker y se encargó a la empresa Inversa Arqueología la gestión de las visitas guiadas. El búnker abriría al público el 28 de mayo de 2016, con visitas los fines de semana, en grupos de 2o personas, algo que se ha demostrado totalmente insuficiente, para la demanda existente.

 

Búnker de El Capricho - La reapertura del búnker ha sido posible gracias a la insistencia de asociaciones como ésta.
La reapertura del búnker ha sido posible gracias a la insistencia de asociaciones como ésta.

 

¿ CÓMO LLEGAR ?

El Búnker de El Capricho se encuentra dentro del parque del mismo nombre, cuya entrada está en el Paseo de la Alameda de Osuna nº25, en Madrid. Hay un parking justo antes de la entrada. También puedes llegar en metro, bajándote en la estación de El Capricho.

.

.

 

LA VISITA AL BÚNKER DE EL CAPRICHO

La visita comienza en la entrada del parque, tras pasar los tornos de acceso. Ahí nos recogerá una guía a la hora señalada, que pasará lista y nos entregará unas tarjetas identificativas sujetas con un lanyard. La sensación que tendrás es que vas a entrar en una zona militar restringida, o algo así.

 

 

A continuación, recorreremos todo el parque en dirección Este, ya que el palacio y el búnker se encuentran en el límite oriental. Al llegar a la entrada al búnker, otro guía se hará cargo de nosotros. Este nuevo guía volverá a pasar lista y nos dará las instrucciones para acceder al búnker:

  • Vamos a descender 15 metros en muy poco tiempo. Este recorrido no está recomendado a personas con insuficiencia respiratoria.
  • Se trata de una escalera muy pronunciada. Si alguien se marea al bajar, que se detenga y se agarre a la barandilla
  • Debemos ir con calzado deportivo y sin tacones, porque entramos en una zona con humedades y firme desigual.
  • En el interior hay arañas. Si hay algún alérgico, debe tenerlo en cuenta.
  • Manténganse juntos y no se retrasen.

Diossss. ¡¡¡ Esto tiene que ser como Futuroscope, la Warner, Disneyland y la Línea Maginott todo en uno !!!  Como decía Chiquito de la Calzada, ¡ al ataquerrr !

 

 

La entrada parece una caseta de aperos de jardinería. Nada más traspasar la puerta, veremos unas escaleras bien construidas, con su correspondiente pasamanos y en un vano perfectamente iluminado. Vamos, si te mareas debe ser porque tienes algún otro problema.

 

 

Al llegar abajo, podremos ver que el búnker está distribuido en un pasillo central, en cuyos extremos se encuentran los accesos desde el exterior, y del que salen diversas estancias, que estaban dedicadas a puestos de mando, enfermería, descanso, etc.

El otro extremo del distribuidor finaliza en otra escalera de acceso, cuya entrada está cerrada.

 

 

Cada una de las habitaciones del Búnker de El Capricho tiene baldosines en el suelo con un dibujo diferente, de forma que, según el guía, en caso de que se fuera la luz, las personas podrían saber en qué habitación se encontraban. La verdad, es que los dibujos apenas se distinguen y no me imagino al General Miaja, ni a su Estado Mayor, aprendiéndose códigos de colores de los baldosines antes de acceder al búnker.

Parece más algo decorativo, ya que, si un ingeniero hubiera querido que las habitaciones se distinguieran en la oscuridad, lo hubiera conseguido de otra forma.

 

 

Por último, hay una estancia cerrada con una reja y en bastante peor estado que el resto. Se trata de la única habitación que no han restaurado desde la filmación de la película “El Gran Amor del Conde Drácula” y mantiene la decoración de la película.

 

 

Tras la visita guiada por el interior, puedes acercarte a ver el resto de accesos existentes. El primero de ellos es la otra entrada simétrica, situada a la derecha de la entrada principal, junto con un respiradero.

 

Búnker de El Capricho - Respiradero entre las dos entradas.
Respiradero entre las dos entradas.

 

Si bordeas la entrada principal, siguiendo el camino hacia arriba, llegarán a la salida posterior del búnker, que está cerrada por una verja.

 

Búnker de El Capricho - Entrada posterior al búnker.
Entrada posterior al búnker.

 

Si sigues avanzando por el camino, siempre girando a la derecha, llegarás a una explanada de hierba, donde se encuentran las torres de ventilación.

 

Una vez que has visto todos los elementos del búnker, puedes aprovechar y continuar visitando el Parque de El Capricho, que es espectacular y recuerda al Petit Trianon de Maria Antonieta.

 

 

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Horario

Las visitas son guiadas, se realizan en grupos de 20 personas, los sábados y domingos de mayo a noviembre, desde las 10:00 a las 17:00.

Las reservas se realizan a través de la web de Patrimonio. Más que reservar con antelación, lo que hay que hacer es estar atento a la fecha en que se abre el periodo de reservas, ya que se agotan en seguida y luego hay gente que no aparece (cosa que no pasaría si cobraran 1€ por visita).

 

Duración

La visita dura unos tres cuartos de hora, desde que nos recogen, hasta que salimos del búnker. Si además te apetece visitar el parque, podrás estar una hora más, paseando por todo el recinto.

 

Precio

Gratis total.

 

¡ QUIERO SABER MÁS !

Si quieres aprender más sobre el Búnker de El Capricho, el parque en el que se encuentra puedes consultar lo siguiente:

  1. La historia del Parque de El Capricho la puedes leer con todo lujo de detalles aquí, o en este otro artículo.
  2. En el blog de Aliapiedienfamilia, podrás vivir la visita al Parque de El Capricho.
  3. En Rutas con Historia explican el origen del Búnker de El Capricho con bastante detalle. También tienes muy buenas referencias en ElDiario.
  4. La rehabilitación del búnker puedes seguirla en el blog de uno de sus protagonistas: la Plataforma Búnker de El Capricho, o en su cuenta de twitter.

 

IMÁGENES

Todas las fotografías han sido tomadas por el autor de este blog, excepto las siguientes:

(1) – PSOE – Proyecto de rehabilitación y museización del búnker de El Capricho. https://es.scribd.com/document/13740430/Bunker-de-El-Capricho

(2) – De Francisco de Goya – [1], Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=725738

(3) – De Desconocido – Narodowe Archiwum Cyfrowe, 1-E-6843, originally published in Ilustrowany Kurier Codzienny., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=56952110

(4) – De Bundesarchiv, Bild 183-V04744 / CC-BY-SA 3.0, CC BY-SA 3.0 de, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5437633

(5) – De Desconocido – Narodowe Archiwum Cyfrowe, 1-E-6563, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=57595294

(6) – https://cerebrin.wordpress.com/2010/08/27/el-gran-amor-del-conde-dracula/

(7) – http://barajasbic.blogspot.com.es/2013/03/el-bunker-de-el-capricho-un-analisis.html


(c) – Guía del Turista Friki – Miguel del Pino – 2017

2 comentarios sobre “Búnker de El Capricho

Déjanos algún comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: