¡ Va por usted, Doctor Fleming !

Madrid

En la explanada de la Plaza de Toros de las Ventas se encuentra un curioso conjunto escultórico, en el que aparece el descubridor de la penicilina y de frente, un torero brindándole un toro. ¿Qué relación tiene un torero con el Doctor Fleming? ¿Por qué está esta escultura en las Ventas?

EL MAYOR PELIGRO DE UN TORERO

Decía el torero Espartero que “más cornás da el hambre“, cuando le advertían de que algún toro era peligroso.

Los cuernos de los toros son prolongaciones óseas acabadas en punta, que pueden penetrar más de 10 cm en el cuerpo humano y causar todo tipo de lesiones e incluso la muerte. Por si fuera poco, la mayoría de los cuernos contienen bacterias y una herida profunda puede degenerar en gangrena, tétanos, u otras enfermedades.

 

Fleming - La gangrena y la posterior amputación de un miembro era una grave amenaza para los toreros (7)
La gangrena y la posterior amputación de un miembro era una grave amenaza para los toreros (7)

 

Después de “salir vivo de la plaza“, la siguiente preocupación de los toreros era no recibir cornadas, ya que cualquier de ellas podía significar la amputación de una pierna, o incluso la muerte posterior. La lista de toreros muertos por infecciones y amputaciones es bastante amplia.

Por poner un ejemplo, uno de los toreros al que amputaron una pierna fue Antonio Sánchez, “El Tato”, del que proviene la expresión coloquial “no ha venido ni El Tato” (por lo visto, no se perdía ni una fiesta).

 

Fleming - Antonio Sánchez "El Tato" (revista La Lidia - 1895)
Antonio Sánchez “El Tato” (revista La Lidia – 1895)

 

Sin embargo, todo esto cambió cuando apareció la penicilina y las infecciones se pudieron tratar nada más producirse la herida. Desde entonces, muy pocos corneados por toros han fallecido de infección. Y el mérito de todo esto, se lo debemos, principalmente, a Alexander Fleming.

 

 

EL DR. FLEMING Y LA PENICILINA

 

Alexander Fleming nació en 1881 en Darvel, Escocia. Se especializó en microbiología en el Hospital St Mary de Londres y, posteriormente, fue médico militar durante la IGM, en el frente francés. A su vuelta, se dedicó a la investigación de agentes antibacterianos, que pudieran ayudar a combatir las enfermedades.

 

Fleming - Alexander Fleming en su laboratorio (1)
Alexander Fleming en su laboratorio (1)

 

 

La Lisozima

Su primer gran descubrimiento ocurrió en 1922, cuando, sin quererlo, la saliva de un estornudo fue a parar a una placa petri con cultivo bacteriano. Lo que observó Fleming es que donde había saliva, habían desaparecido las bacterias. La causa de esta acción antibacteriana era la enzima Lisozima, que se encuentra en las secreciones de los humanos y disuelve la pared de las bacterias. El éxito de Fleming consistió en identificar esta sustancia, caracterizarla y publicar todos sus resultados.

 

Fleming - Artículo en el que Fleming comunica el descubrimiento de la Lisozima
Artículo en el que Fleming comunica el descubrimiento de la Lisozima

 

La Penicilina

Su segundo gran descubrimiento y por el que pasaría a la historia ocurrió de una manera similar. En agosto de 1928 Fleming se fue de vacaciones con su familia. Antes de irse, apiló diversos cultivos de estafilococos en una estantería. A su vuelta, vio que uno de ellos estaba contaminado por un moho y que, curiosamente, no había ninguna bacteria en sus inmediaciones.

 

Fleming - Cultivo original de Fleming del moho Penicillium (4)
Cultivo original de Fleming del moho Penicillium (4)

 

Fleming identificó el moho del cultivo como Penicillium Notatum y publicó los resultados en 1929. Durante un tiempo intentó buscar la ayuda de algún químico, para poder aislar el compuesto, al que llamó penicilina. Sin embargo, como no lo consiguió, terminó abandonando la idea de utilizarlo como antibiótico.

Casi 10 años más tarde, un investigador médico australiano, Howard Florey, leyó el artículo de Fleming y montó un equipo para intentar aislar la penicilina. Florey fue el primero en tratar a pacientes con penicilina, pero ésta tenía un problema: era muy difícil de aislar y de utilizar. Necesitaban fabricarla a escala.

 

Fleming - Tanque de fermentación, utilizado para producir masivamente el Penicillium (5)
Tanque de fermentación, utilizado para producir masivamente el Penicillium (5)

 

El éxito de Florey consistió en convencer a la Academia de Ciencias Americana en que les financiara la fabricación masiva de penicilina. Gracias a ello, se identificó como mejor cepa el Penicilium Chrysogenum y se consiguió fabricar a escala. La historia de la fabricación de la penicilina es una de las grandes gestas de la humanidad, que merece la pena conocer.

 

Fleming - Howard Florey en un billete australiano (2)
Howard Florey en un billete australiano (2)

 

 

La penicilina en España

Los dos primeros pacientes tratados en España con penicilina fueron, en 1944, una niña madrileña, Amparito, y un ingeniero de minas de La Coruña. La penicilina se consiguió a través del Gobierno de Brasil y del ejército americano del Norte de Africa, respectivamente. Sin embargo, ambos morirían. La primera curación registrada fue la del médico Carlos Jiménez Díaz, que consiguió la penicilina de estraperlo en el Bar Chicote (si no has visto todavía la película El Tercer Hombre, ya tardas).

 

Fleming - La película El Tercer Hombre trata sobre el estraperlo de penicilina en la ciudad de Viena (6)
La película El Tercer Hombre trata sobre el estraperlo de penicilina en la ciudad de Viena (6)

 

En 1948, el Gobierno de Franco, convocaba un concurso para la fabricación de la penicilina, que garantizase el suministro. Es decir, en apenas 10 años, pasamos de Florey, descubriendo el artículo de Fleming, a fabricar penicilina masivamente. ¡ Todo un logro de la Humanidad !

 

 

LA ESCULTURA DEL DOCTOR FLEMING

El doctor Fleming vino de visita a España en 1948,  en que pasó 2 semanas recorriendo Barcelona, Madrid y Sevilla y fue nombrado doctor honoris causa en la Universidad Central de Madrid, académico de honor en la Academia de Medicina, además de recibir la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio.

Fue una visita totalmente mediática, en la que se fueron relatando en el No-Do y en la prensa todas las actividades que estuvo realizando, así como los distintos discursos que dio. La penicilina fue la salvación para muchísima gente 🙂

 

El primero en proponer que se erigiese una escultura en honor del Dr. Fleming fue el Alcalde de Madrid, el Conde de Mayalde, en 1955. Sin embargo, parece que la cosa no prosperó.

Tendrían que pasar unos cuantos años más, para que el Montepío de Toreros y la Asociación Benéfica de Toreros propusieran ,el 26 de febrero de 1963, abrir una suscripción popular, para erigir una estatua en homenaje al Doctor Fleming.

La escultura le fue encargada a Emilio Laíz Campos, escultor nacido en Vicálvaro en 1917, que había realizado ya innumerables esculturas de toreros y personajes de la época. Curiosamente, Laíz Campos y Fleming se habían conocido 15 años atrás, cuando Fleming visitó en Córdoba la IV Exposición de Arte Taurino, en la que una figura de Laíz obtuvo el “Premio Especial”.

 

Fleming - Fleming admirando una escultura de Emilio Laíz Campos (3)
Fleming admirando una escultura de Emilio Laíz Campos (3)

 

 

La obra que el artista Laíz Campos compuso fue un conjunto escultórico formado por un busto de Alexander Fleming y una estatus de un torero brindando un toro.

 

 

La inauguración

El 14 de mayo de 1964, a las 13 horas, se inauguraba el monumento al Doctor Fleming, rodeado de banderas británicas y españolas. Al acto asistieron el embajador de Reino Unido, el embajador de Panamá, el alcalde de Madrid (José Finat, Conde de Mayalde), así como representantes del Sanatorio de Toreros, el Montepío de Toreros, la Cruz Roja y, por supuesto, multitud de matadores y personas relacionadas con el toreo.

Originariamente, la escultura homenaje estaba más centrada, delante de la Plaza de Toros de las Ventas, pero en algún momento la debieron de trasladar a donde se encuentra actualmente.

 

¿ CÓMO LLEGAR ?

Para llegar a la Plaza de Toros de las Ventas, lo mejor es que vayas en metro y te bajes precisamente en la estación de Ventas. Pero cualquier medio vale.

.

.

.

.

 

LA VISITA A LA ESCULTURA

El conjunto escultórico se encuentra situado en el lateral Oeste de la plaza, el más alejado de la M-30.

 

 

La obra está dividida en dos piezas: el doctor Fleming y el torero. Salvo el pedestal, que es de granito, está todo realizado en metal, con un realismo asombroso, como toda la obra de Laíz.

El Doctor Fleming está vestido de traje, sobre un pedestal de granito, y sosteniendo un libro y una rama de laurel. Si no estoy equivocado, el libro significa el conocimiento y la rama de laurel la victoria sobre la enfermedad.

En el suelo, frente al científico se encuentra un torero  de algo menos de dos metros de altura. Lleva la muleta en la mano izquierda y con la derecha está brindando un toro al Dr. Fleming.

En el pedestal del Dr. Fleming se puede leer la dedicatoriaAl Dr Fleming – en agradecimiento de los toreros – 14 mayo 1964“.

 

Si lo que pretendía el Montepío de Toreros era reflejar su admiración por el profesor escocés, está claro que la obra escultórica lo representa a la perfección.

 

Además de la del Doctor Fleming, en la explanada de Las Ventas podremos ver también las esculturas de Luis Miguel Dominguín, El Yiyo, o Antonio Bienvenida.

 

 

¡ QUIERO SABER MÁS !

Tienes mucha información en Internet sobre el Doctor Fleming, la penicilina y el mundo de los toros.

  1. El laboratorio del Dr. Fleming se ha preservado y es hoy en día un museo. Si vas por Londres, no olvides visitarlo.
  2. El proyecto de fabricación de la penicilina en cantidades industriales es realmente fascinante. Échale un ojo a esta serie de artículos.
  3. En la web Los toros dan y quitan, puedes ver un listado comentado y explicado de todas las muertes por toro y aquí tienes también otra lista de desgracias en el mundo del toreo.
  4. La vida de El Tato da para mucho. Puedes leer su biografía en Los mitos del toro y la curiosa historia de su pierna en este otro blog.
  5. Por último, para conocer la obra del escultor Laíz Campos, puedes consultar esta página de Facebook.

 

REFERENCIAS

(1) – De Calibuon de Wikibooks en inglés – Transferido desde en.wikibooks a Commons por Adrignola usando CommonsHelper., Dominio público,

(2) – By Source, Fair use, https://en.wikipedia.org/w/index.php?curid=5269714

(3) – Página de Facebook dedicada al escultor Emilio Laíz

(4) – By Science Museum London / Science and Society Picture Library – Sample of penicillin mould presented by Alexander Fleming to Douglas Macleod, 1935Uploaded by Mrjohncummings, CC BY-SA 2.0,

(5) – By Matt Brown – Flickr, CC BY 2.0,

(6) – By Source, Fair use,

(7) – By Edward Stauch (1830–?) – [1]; also previously available at [2]; also a copy at Wallen.jpg described at “To Bind Up the Nation’s Wounds: Evacuation and Hospitalization” exhibit of the National Museum of Health and Medicine, Public Domain,

 


(c) – Guía del Turista Friki – Miguel del Pino – 2016

Déjanos algún comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: