Museo de Veterinaria Militar

Madrid

Aunque, originariamente, la profesión veterinaria surgiera para curar y mejorar los caballos militares, hoy en día, su ámbito de responsabilidades es mucho más extenso. En el Museo de Veterinaria Militar podemos conocer la vertiente militar de esta profesión y ver numerosos objetos e instrumental.

EL CABALLO EN LOS EJÉRCITOS

La profesión veterinaria nació para cuidar de los caballos. Aunque el hombre ha domesticado muchos animales a lo largo de la historia, cuando alguno de ellos enfermaba, o quedaba herido, lo normal era sacrificarlo y aprovecharlo como alimento.

 

Museo Veterinaria Militar - Nomenclatura de cada una de las partes del caballo (1).
Nomenclatura de cada una de las partes del caballo (1).

 

 

Sin embargo, el caballo también permitía recorrer grandes distancias e incluso usarlo en el ejército para atacar a la infantería. Surgieron así la caballería pesada y, muchos siglos después, la caballería ligera. Tenía, por tanto, sentido prevenir sus enfermedades y saber cómo curarlos, especialmente en situaciones de guerra.

 

Museo Veterinaria Militar - Guerrero sasánida de caballería pesada. Siglos III al VII (2).
Guerrero sasánida de caballería pesada. Siglos III al VII (2).

 

La primera profesión asociada al cuidado de los caballos fue la del herrador. Éste era el encargado de que los cascos de los caballos no se dañaran y quedara el caballo inutilizado. ¡Un momento!, si los caballos libres no tienen herraduras, ¿por qué hay que ponérselas a los caballos domesticados? Muy fácil. Los caballos domesticados se usan para llevar jinetes, arrastrar inmensos carros y hacer largas marchas de muchas horas. Un caballo libre no tiene tanto trote (¡chistaco! 🙂 ).

 

Museo Veterinaria Militar - Herrador en Marruecos, de Fortuny (1870). Museo Nacional de Arte de Cataluña (3).
Herrador en Marruecos, de Fortuny (1870). Museo Nacional de Arte de Cataluña (3).

 

Fue en Grecia donde surgió la profesión de médico de caballos (hipiatras), que, a diferencia de los herradores, curaban otras dolencias de estos animales. Los griegos fueron los primeros en estudiar y compilar prácticas y remedios para curar a los caballos.

 

Museo Veterinaria Militar - Hoja de la obra Hippiatrica, donde se explica cómo purgar a un caballo (4)
Hoja de la obra Hippiatrica, donde se explica cómo purgar a un caballo (4)

 

También los romanos, como herederos del conocimiento griego, dieron bastante importancia a los médicos de caballos (mulomedicus, o medicus pecuarius), que ejercían su profesión en el ejército en una zona de los campamentos denominada veterinarium.

Pero, como hemos contado en otra ocasión al hablar de la farmacia militarcon la invasión bárbara acabó todo y la profesión de médico de caballos militar desapareció.

 

 

VETERINARIOS MILITARES EN ESPAÑA

En España aparecen por primera vez los veterinarios militares en un documento de Pedro IV “El Ceremonioso” de 1344, en el que habla de los albéitares y los mariscales. El albéitar-herrador era el cuidador de caballos, que, cuando se incorporaba al ejército como personal contratado, recibía el nombre de mariscal (sirviente de caballos, en lengua fráncica).

 

Museo Veterinaria Militar - Reproducción de un albéitar.
Reproducción de un albéitar.

 

Mariscal no es la única categoría militar, cuyo origen es el de cuidador de caballos. También tenemos en España los títulos de Condestable (conde de establos) y Caballerizo Mayor. En cualquier caso, se trataba de personal contratado por el ejército para cuidar de los caballos y, aunque estaban bajo jurisdicción militar, no tenían consideración de tales.

 

Museo Veterinaria Militar - Título de albéitar-herrador otorgado por el Tribunal del Proto-Albeytarato.
Título de albéitar-herrador otorgado por el Tribunal del Proto-Albeytarato.

 

En 1761 y tras varias epidemias en las que quedó claro que la salud animal afecta a la salud humana, Claude Bourgelat consigue que se abra en Lyon la primera escuela universitaria de veterinaria del mundo, lo que daría inmediato prestigio a la profesión.

 

Museo Veterinaria Militar - Claude Bourgelat, fundador de la primera escuela universitaria de veterinaria (5)
Claude Bourgelat, fundador de la primera escuela universitaria de veterinaria (5)

 

En España, se tuvo el acierto de enviar como becarios (pensionados los llamaban antes) a Francia, a varios albéitares y mariscales, para que aprendieran el oficio veterinario. En 1792 abriría en los terrenos que ocupa actualmente la Biblioteca Nacional, el Real Colegio Escuela de Veterinaria, cuyos primeros alumnos sería los mariscales de los regimientos de dragones

 

Museo Veterinaria Militar - Escuela Superior de Veterinaria de Madrid (1926)
Escuela Superior de Veterinaria de Madrid (1926)

 

 

La veterinaria militar ya no sólo se encarga de herrar y curar a los caballos, sino también de mulos y burdéganos, así como de la remonta (cría y abastecimiento) de todos ellos y de otras especies para alimentar la tropa. En el año 1845, Narváez (al que vimos que fue el impulsor de la Guardia Civil) crea también el Cuerpo de Veterinaria Militar. En el reglamento, promulgado 11 años más tarde, se establece su uniformidad, las profesiones de herrador y forjador y se les considera a los veterinarios oficiales militares.

 

Museo Veterinaria Militar -
Oficial veterinario nómada en uniforme de gala.

 

Hasta mitad del Siglo XX, los veterinarios militares apenas tenían organización. Tenían una dependencia muy fuerte del regimiento en que prestaran servicio, lo cual generaba muchas tensiones. Sus cometidos poco a poco iban aumentando. Ya no se trataba sólo de criar animales, sino de garantizar las condiciones de los alimentos (bromatología), controlar plagas y evitar zoonosis.

 

Museo Veterinaria Militar - Fue la capacidad de los veterinarios de evitar enfermedades humanas, controlando animales, lo que incrementó el prestigio de la profesión. En la imagen, el mosquito Aedes Aegypti, trasmisor de la fiebre amarilla (6).
Fue la capacidad de los veterinarios de evitar enfermedades humanas, controlando animales, lo que incrementó el prestigio de la profesión. En la imagen, el mosquito Aedes Aegypti, trasmisor de la fiebre amarilla (6).

 

En el año 1989, los veterinarios militares pasan a formar parte del Cuerpo Militar de Sanidad, junto con médicos, odontólogos, psicólogos, farmacéuticos y enfermeros. En un ejército donde han desaparecido las mulas y cada vez quedan menos caballos, las funciones del veterinario militar curiosamente se han ampliado y abarcan desde la veterinaria animal (caballos, perros), bromatología, salud pública y gestión de crisis humanitarias.

 

Museo Veterinaria Militar - Emblema actual de los veterinarios militares.
Emblema actual de los veterinarios militares.

 

 

EL MUSEO DE VETERINARIA MILITAR

El actual museo se formó como colección de la veterinaria militar española en 1942. Poco a poco se fueron ampliando sus fondos, siempre como sala de recuerdos, o exposición, hasta que, en 1996, se constituye como museo permanente.

 

Museo Veterinaria Militar - El Museo ha ido creciendo gracias a la labor de los distintos responsables de la veterinaria militar, algunos de cuyos miembros se pueden ver en el pasillo anexo.
El Museo ha ido creciendo gracias a la labor de los distintos responsables de la veterinaria militar, algunos de cuyos miembros se pueden ver en el pasillo anexo.

 

 

¿ CÓMO LLEGAR ?

El Museo de Veterinaria Militar está situado dentro del recinto del Centro Militar de Veterinaria de la Defensa, situado en la calle Darío Gazapo nº3 de Madrid. Tienes una parada de metro a unos 15 minutos (Colonia Jardín), pero lo mejor es que vayas en coche.

.


.

.

 

LA VISITA AL MUSEO DE VETERINARIA MILITAR

La visita comienza con una presentación a cargo de un oficial veterinario militar, que nos contará los cometidos actuales de la profesión y los retos a los que se enfrentan actualmente. Una vez visionado el powerpoint, pasaremos a ver la exposición del museo.

El museo está formado por 4 salas, donde se muestran la colección de objetos históricos de la veterinaria militar.

 

Museo Veterinaria Militar - Entrada al Museo de Veterinaria Militar.
Entrada al Museo de Veterinaria Militar.

 

Sala de uniformidad

En la primera sala podremos ver algunos uniformes de los veterinarios militares y el antiguo despacho del Coronel Molina Serrano.

 

Museo Veterinaria Militar - Despacho del Coronel Eusebio Molina Serrano, promotor y divulgador de la profesión veterinaria.
Despacho del Coronel Eusebio Molina Serrano, promotor y divulgador de la profesión veterinaria.

 

La uniformidad de los veterinarios es algo que generó mucha polémica en sus orígenes, ya que tuvieron inicialmente consideración de personal auxiliar.

 

 

Sala de instrumental

En esta sala podremos ver diversos equipos técnicos para la realización del trabajo de los médicos veterinarios.

 

Museo Veterinaria Militar - Sala de aparatos veterinarios.
Sala de aparatos veterinarios.

 

Son muy llamativos los aparatos para análisis biológico, de diagnóstico, o tratamiento, como los siguientes:

 

 

Resulta llamativo que, en mitad de la sala, nos encontremos un par de farinógrafos de Brabender. Estos aparatos no son de uso veterinario, sino agrícola, y sirven para medir la calidad del gluten de la harina y su capacidad panificante. El por qué están estas piezas aquí probablemente sea debido a que los veterinarios se encargaban del control de la alimentación de la tropa y, en el caso de las regiones de ultramar, también prestaban servicio a la población civil.

 

 

Las primeras unidades móviles veterinarias eran furgones con un laboratorio en su interior.

 

 

Además de lo anterior, también existían maletines portátiles para realizar inspecciones.

 

 

 

Sala de maquetas e higiene

En la tercera sala nos encontraremos material para higiene, instrumental diverso y una extensa colección de maquetas de veterinaria militar, que, según los responsables del museo es única en el mundo.

 

Museo Veterinaria Militar - Sala de maquetas e higiene.
Sala de maquetas e higiene.

 

Los fondos del museo están formados por 180 maquetas, de las que se exponen sólo unas pocas:

 

Algunas maquetas son muy curiosas, como las cámaras quirúrgicas para équidos.

 

Museo Veterinaria Militar - Mesas de operaciones para caballos, a los que había que atar y, una vez anestesiados, se ponía horizontal.
Mesas de operaciones para caballos, a los que había que atar y, una vez anestesiados, se ponía horizontal.

 

Llaman la atención también los arcones de lucha biológica y radiactiva.

 

 

Una de las atribuciones que consiguió el colectivo veterinario fue la responsabilidad de sanitización de instalaciones, llamado antiguamente DDD (desinfección, desratización, desinsectación) y que hoy se denomina de manera más amplia LDDD (limpieza, desinfección, desrodentización, desinsectación).

 

Museo Veterinaria Militar - Equipos DDD (desinsectación, desratización y desinfección).
Equipos DDD (desinsectación, desratización y desinfección).

 

La desinsectación fue uno de los grandes logros de la humanidad, ya que muchísimas enfermedades tenían como vector de propagación diversos insectos (malaria, fiebres tifoideas, fiebre amarilla, etc). De hecho, al químico Müller, descubridor del primer gran insecticida (DDT, Dicloro Difenil Tricloroetano) se le concedió el Premio Nobel de Medicina en 1948.

 

 

Llama la atención un pequeño pulverizador portátil para ácido cianhídrido, también conocido como Zyklon B, utilizado en las cámaras de gas nazis, y cuyo uso fue abandonado por la aparición del DDT.

 

Museo Veterinaria Militar - Cianhidrizador (1942). El ácido cianhídrico fue usado como insecticida antes de la aparición del DDT. Es muy tóxico y peligroso.
Cianhidrizador (1942). El ácido cianhídrico fue usado como insecticida antes de la aparición del DDT. Es muy tóxico y peligroso.

 

Sala de caballerías

Como hemos visto, el origen de la profesión veterinaria militar era el cuidado de los caballos (desde el hipiatra, al mariscal, pasando por el mulomedicus y el albéitar). En esta sala podremos ver diversos elementos, todos de los Siglos XIX y XX relativos al cuidado básico de los caballos.

 

 

Un ejército en los Siglos XVIII y XIX podía llegar a tener decenas de miles de caballos y mulos. La labor inicial de los veterinarios era de “mecánicos”, para lo que tenían que montar rápidamente una fragua.

 

 

Otra tarea importante era la colocación de prótesis ortopédicas, para los equinos.

 

Por último, podremos ver también instrumental para la reproducción de caballos, ya que, desde su creación, el cuerpo de veterinarios se encargó de la remonta de caballos y mulos.

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Horario

El Museo de Veterinaria Militar sólo está abierto de lunes a viernes, desde las 10:00 a las 13:00. Todas las visitas tienen que ser concertadas previamente a través del correo electrónico (cemilvet@oc.mde.es), o por teléfono (915122483).

 

Duración

La visita al museo es acompañada, por un suboficial de la base, que nos irá mostrando la colección, y dura unos 45 minutos, entre la presentación y la visita propiamente dicha

 

Precio

Gratis total

 

¡ QUIERO SABER MÁS !

Si quieres aprender más sobre el Museo de Veterinaria Militar y la profesión veterinaria puedes consultar lo siguiente:

  1. La historia de la veterinaria militar española viene muy bien contada en la serie de artículos de Luis Angel Moreno Fernández-Caparrós, “Actualidad de la veterinaria militar española: pasado y presente“.
  2. Este otro artículo de David Tabanera habla sobre la veterinaria militar en el Siglo XX.
  3. El museo tiene una página web, que puedes consultar para ver información de última hora.

 

REFERENCIAS

(1) – De Mangalarga_Marchador_Conformação.jpg: Pbicalhoderivative work: Osado – Mangalarga_Marchador_Conformação.jpg, CC BY-SA 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=10174380

(2) – By John Tremelling – http://www.remountdepot.com/, GFDL, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=9819386

(3) – De Mariano Fortuny – MNAC website, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=10575483

(4) – By from the Middle Ages, unknown – McCabe, “A Byzantine Encyclopedia of Horse Medicine”, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7566794

(5) – https://de.wikipedia.org/wiki/Datei:Bourgelat_médaillon.jpg#/media/File:Bourgelat_m%C3%A9daillon.jpg

(6) – De James Gathany – http://phil.cdc.gov/phil/home.asp ID#: 8932 US Department of Health and Human Services, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=847665


(c) – Guía del Turista Friki – Miguel del Pino – 2016

Un comentario sobre “Museo de Veterinaria Militar

Déjanos algún comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: