Museo de la BRIPAC

Paracuellos del Jarama (Madrid)

En el Museo de la Bripac, ubicado actualmente en Paracuellos se muestran objetos, recuerdos y uniformes del paracaidismo militar español y de las misiones que ha ralizado esta brigada aerotransportada.

 

EL PRIMER SALTO: IBN FIRNÁS

El primer salto en paracaídas de que se tiene constancia lo realizó en Córdoba el científico andaluz de origen bereber Abbás Ibn Firnás (Ronda – 810 – Córdoba 887) durante el reinado de Abderramán II. Ibn Firnás también era poeta e inventor y en el año 852 saltó de una de las torres de Córdoba con una lona, frenando así su caída y aterrizando ileso en el suelo.

 

Museo de la Bripac - Estatua de Ibn Firnás en Bagdad (2).
Estatua de Ibn Firnás en Bagdad (2).

 

También se cuenta que diseñó un planeador con estructura de madera y cubierto de seda con el que se lanzó desde la Mezquita y en cuyo vuelo se rompió las dos piernas al aterrizar. A Ibn Firnás se le considera uno de los pioneros de la aviación y por eso hay un cráter en la cara oculta de la Luna que lleva su nombre. Por poner algunos ejemplos, además de una estatua en el aeropuerto de Bagdad, Rolls-Royce sacó una serie limitada de su modelo Ghost y multitud de países han emitido sellos conmemorativos.

 

Museo de la Bripac - Sello de las Islas Comores en homenaje a Ibn Firnás.
Sello de las Islas Comores en homenaje a Ibn Firnás.

 

La mediocridad siempre trata de ocultar al que destaca. Por eso en España los reconocimientos a empresarios y científicos se hacen cuando triunfan en el extranjero, para aprovechar su éxito. Hasta el S. XXI no se ha dado el reconocimiento debido a Ibn Firnás, como, por ejemplo, poniendo su nombre a uno de los puentes sobre el Guadalquivir en Córdoba, ya en 2011.

 

Museo de la Bripac - Puente de Ibn Firnás en Córdoba (3).
Puente de Ibn Firnás en Córdoba (3).

 

LOS PRIMEROS PARACAÍDAS

Hubieron de pasar seis siglos, hasta llegar al Renacimiento, para que otros intentaran volar mediante paracaídas. Entre ellos podemos destacar a Leonardo da Vinci, o Fausto Veranzio, pero sus diseños no pasaron de experimentos.  El primer vuelo en paracaídas registrado con testigos correspondió al francés Louis-Sébastien Lenormand, quien el 26 de diciembre de 1783 se lanzó desde la torre del Observatorio de Montpelier con un paracaídas consistente en un marco de madera forrado en tela de 14 metros de diámetro. Lenormand también fue el creador del término parachute (literalmente, paracaídas) y su intención cuando lo diseñó no fue volar, sino ayudar a salir de los edificios a las personas atrapadas en un incendio.

 

Museo de la Bripac - Ilustración del primer salto en paracaídas de Lenormand (1).
Ilustración del primer salto en paracaídas de Lenormand (1).

 

Como curiosidad, Lenormand, que era físico, químico e inventor (uno de sus profesores fue Lavoisier), poco después de inventar el paracaídas se convirtió en monje cartujo, retirándose al monasterio de Saïx. Durante el Reinado del Terror de la Revolución Francesa, fue exclaustrado y ¡obligado a casarse! En 1830, a los 72 años, pudo retirarse de nuevo a su convento, donde moriría siete años después.

 

Museo de la Bripac - Lenormand fue un incansable escritor de libros de tecnología y oficios, muchos de los cuales se tradujeron al español.
Lenormand fue un incansable escritor de libros de tecnología y oficios, muchos de los cuales se tradujeron al español.

 

Tras Lenormand, otros muchos fueron mejorando el paracaídas, sustituyendo la tela de lino por seda (Blanchard), eliminando el marco de madera (Gamerin), o añadiendo agujeros de ventilación para suavizar el descenso (Lalande). Uno de los que modificó el diseño de los paracaídas hasta hacerlo parecido a los actuales fue el ruso Gleb Kotelnikov, que plegó el paracaídas en una mochila transportable y demostró su uso como sistema auxiliar de freno para coches y aviones.

 

Museo de la Bripac - Gleb Kotelnikov, inventor de la mochila paracaídas (4).
Gleb Kotelnikov, inventor de la mochila paracaídas (4).

 

Con los inicios de la aviación, especialmente la militar, el paracaídas pasó de ser una herramienta de seguridad, a verse como una opción de llevar tropas a la retaguardia de las líneas enemigas. Si en la IGM apenas se usaron en campo de batalla, en la IIGM fueron pieza imprescindible en multitud de escenarios, desarrollándose nuevos diseños y medidas de seguridad.

Museo de la Bripac - Durante la Operación Varsity, al final de la IIGM, 7200 paracaidistas fueron lanzados tras las líneas alemanas (4).
Durante la Operación Varsity, al final de la IIGM, 7200 paracaidistas fueron lanzados tras las líneas alemanas (4).

 

 

EL PARACAIDISMO EN ESPAÑA

España fue incorporando el paracaídas como elemento de seguridad en los aviones. En el año 1927 se organizó el primer curso de uso de esta herramienta en la base aérea de Cuatro Vientos (Madrid). El instructor del curso fue el capitán de artillería José Méndez Parada, que tres años más tarde perdería la vida al salvar a un alumno al que se le enganchó el paracaídas con la rueda del avión.

Los éxitos de los paracaidistas en la IIGM motivaron que el Gobierno de Franco creara en 1946 la Primera Bandera Paracaidista, encuadrada en el Ejército del Aire. En 1947, tres militares, encabezados por el capitán Salas Larrazábal se desplazaron a Córdoba (Argentina) para realizar un curso de formación en paracaidismo militar. Estos tres militares serían a su vez los formadores de la recién creada Escuela de Paracaidismo de Alcantarilla (Murcia), que más tarde cambiaría su nombre a Escuela Militar de Paracaidistas Méndez Parada. El 23 de febrero de 1948 se produjeron los primeros saltos de esta unidad, que entraría por primera vez en combate durante la guerra de Sidi Ifni en Tiliuin (1957).

Durante los años siguientes a la creación de la brigada paracaidista, se realizaron campañas de captación de voluntarios para enrolarse en esta unidad tan especial (mezcla de ejércitos de tierra y aire), como muestra este vídeo promocional del NoDo.

 

 

Es muy curioso el cartel que aparece en una escena para animar a los voluntarios 🙂

 

Museo de la Bripac - Propaganda de alistamiento a los "paracas".
Propaganda de alistamiento a los «paracas».

 

EL MUSEO DE LA BRIPAC

Está situado dentro de la Base Militar Príncipe de la Brigada Paracaidista «Almogávares» VI, en la Carretera M-108, km 4,4 de Paracuellos del Jarama (Madrid). Para visitarlo tienes que pedir autorización a la Oficina de Comunicación, enviando un correo a bripac_oc@et.mde.es.

.

.

El Museo de la Bripac fue creado en 1974 y ubicado en el convento de los trinitarios descalzos de Madrid. En 1989 se trasladó al acuartelamiento «Primo de Ribera» de Alcalá de Henares, donde permanecería hasta 2011, en que volvería a trasladarse a su ubicación actual. No es seguro que ésta vaya a ser su ubicación definitiva, ya que el Ayto. de Alcalá de Henares baraja el que el museo vuelva a esta localidad. En cualquier caso, siempre habrá sitio en el museo para una nueva placa de inauguración 🙂 .

 

 

La visita al museo no es libre, sino que en todo momento estaremos acompañados por un miembro de la brigada mientras visitamos a nuestras anchas la colección. El museo ocupa una sala muy grande, en una única planta, y muestra todo tipo de objetos históricos del paracaidismo militar en España y de la Bripac desde su fundación. Aunque la sala no está subdividida en secciones, más bien los objetos están colocados para aprovechar al máximo el espacio, sí que guarda cierto orden histórico en cuanto a misiones y evolución se refiere.

 

 

El conjunto de uniformes expuestos es amplísimo y varía desde los de gala, masculinos y femenino, a específicos de misiones, como la del Sahara.

 

 

Las misiones y actos de guerra están representados por innumerables recuerdos, medallas y menciones. Desde la guerra de Vietnam estadounidense (donde participamos con un destacamento médico), a las de Bosnia, Irak y por supuesto el Sahara, los paracaidistas, al igual que la Legión, son la primera fuerza de choque del Ejército Español.

 

 

 

 

En medio de la sala podemos ver dos de los aviones utilizados en época más moderna para el lanzamiento de paracaidistas, un Aviocar y un CN-295.

 

 

También, dentro del museo hay dos zonas diferenciadas, el «Santuario del Honor», dedicado a los paracaidistas caídos y una zona con banderas y recuerdos de la labor de esta brigada en las cofradías de Semana Santa.

 

 

Por último, la colección está llena de recuerdos propios de las unidades militares, como una placa a un cocinero que se retira, o la mascota disecada de la brigada.

 

 

¡ QUIERO SABER MÁS !

Si quieres aprender más sobre la historia del paracaidismo o la Bripac puedes consultar los siguientes enlaces:

  1. Sobre la historia del paracaidismo, además de la Wikipedia, puedes echar un ojo a .Divescotty, Smithsonian Magazine, La Brújula Verde, o ezapac.
  2. La historia de la Bripac y otras visitas al museo las puedes ampliar en MuseosMilitares, Editorial Hécate, Sidi-Ifni.com y, por supuesto, la propia web del museo.
  3. Y como curiosidad, el paracaídas más raro que se ha utilizado fueron pavos vivos durante el asedio al Santuario de Sta. María de la Cabeza 1936. Puedes leer la historia aquí, o incluso comprarte una camiseta en esta web americana :-).

 

 

IMÁGENES

Todas las fotografías han sido tomadas por el autor de este blog, excepto las siguientes:

(1) – Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1866674

(2) – De Zaltmatchbtw – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=88881891

(3) – By Edmundo Sáez – Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=47498441

(4) – By willum talbot – http://www.kvvidkus27.narod.ru/iu/k2.jpg via Russian Wikipedia, Public Domain, https://en.wikipedia.org/w/index.php?curid=26461858

(5) – De US Army Signal Corps photographerPost-Work: User:W.wolny – This is photograph EA 59364A from the collections of the Imperial War Museums (collection no. 4700-06), Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=635154


(c) – Guía del Turista Friki – Miguel del Pino – 2020

Déjanos algún comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: